Tenis contra el Cáncer

La gran mayoría de vosotros no conocéis a Rubén Merchan, gran amigo a pesar de conocerlo desde hace poco tiempo, es de esas personas que te calan en lo más hondo desde el momento en el que lo conoces. Es un “cachondo” con un humor negro que supera con creces al mío (que ya es decir).

Rubén tuvo un Linfoma con 18 años, gran promesa del tenis español pero “gracias” a esta enfermedad tuvo que dejar su carrera profesional y dedicarse a algo más importante: “curarse”.  

Ahora tiene 27 años y su vida sigue ligada al mundo del tenis, por esta razón decidió organizar un torneo de tenis benéfico. 

Nos conocimos en Mayo y hablando con él un día propuso organizar algo “gordo”, y en eso estamos ahora, junto con Belén, Natalia y Mariana.

Un gran proyecto como es un torneo de tenis benéfico necesita mucho tiempo de preparación y mucho esfuerzo por parte de todos, pero poco a poco parece que se convierte en realidad, ya que algunos tenistas de renombre internacional ya han dado el Ok. Incluso un reconocido músico nos acaba de decir que contemos con él para lo que se necesite.

Rubén es el motor de todo el proyecto, los demás lo único que hacemos es ponernos a su entera disposición y ayudar en lo que podamos.

De antemano sabemos que nos esperan días duros de trabajo, pero os puedo asegurar que es muy fácil cuando el fin es el que es, ayudar a más y más personas cada día.

Os seguiré contando más cosas a lo largo de estos días, y por supuesto ya sabéis que toda ayuda o idea es bien recibida.

Cambio de rumbo

Una cosa tuve clara los días posteriores al diagnostico, de eso hace más de un año, ayudaría en lo que pudiese a personas como yo, que un día sin “comerlo ni beberlo” se ven “atrapados” en hospitales, quirófanos, tratamientos muy agresivos, dolor, soledad, desinformados, y un largo etc…

Soy Autónomo desde hace unos años, por suerte para mí el cáncer me “pilló” sin hijos, y los pocos ahorros que tenía me estan ayudando a cubrir mis gastos mensuales. Pero una cosa me rondaba la cabeza y aún me ronda, ¿que pasaría si tuviese hijos pequeños, no tuvieses esos ahorros y además por estar de baja no llegas a 300 € mensuales?… ¿Más de una persona habrá así no? Su menor preocupación es el Càncer, os lo aseguro, porque estas casi dos años sin ingresar dinero en casa puede ser la ruina de cualquier familia.

AEAL fue la asociación en la cual vi un trampolín perfecto para poder ayudar a personas que están pasando por todo esto, sinceramente en esos momentos me conformaba con hacer esta vida más llevadera a una sola de esas “nuevas y enfermas personas” pero a medida que la enfermedad y los tratamientos se alargaban sentí la necesidad de llegar a cuantas más personas mejor.

Mi vida laboral es muy extensa y si algo he aprendido es que te cuesta el mismo esfuerzo hacer cosas pequeñas que cosas grandes. Si lo traslado al mundo de las ventas que es donde me he movido en los últimos años, el mismo esfuerzo te cuesta vender algo de 100 pesetas que de 100.000, por eso quiero llegar a cuantas más personas mejor y por eso voy a dedicar todo mi esfuerzo y energía mientras la salud me lo permita en lograr mi objetivo particular, que afortunadamente coincide con los objetivos de AEAL.

Hace un mes me propusieron colaborar con AEAL de una forma más activa, hasta ahora no podía dedicar todas mis horas a ellos debido a los tratamientos y horas de hospital, pero ahora si que puedo y en eso estoy.

Mi labor en AEAL no es otra que la de buscar colaboradores de todo tipo, empresas grandes y pequeñas, profesionales de cualquier sector dispuestos a colaborar con nosotros, desde el periodista que se ofrece a redactar un artículo determinado, hasta  un director de cine (como es el caso de Óscar Parra) que graba un cortometraje y monta un curso de guión para AEAL.

Por citar más ejemplos en este caso deportivos,  está el del Club de Natación RC7, que cruzaron en agosto el Estrecho de Gibraltar a nado y todo lo que recaudaron lo donaron a la asociación, el próximo proyecto que está en marcha es un torneo de exhibición con deportistas profesionales, espero que finalmente llegue a buen puerto (ya os informaré).

Todo nos viene bien en estos momentos, hay empresas que nos dan bolígrafos, nosotros los usamos para el congreso o para las distintas jornadas que realizamos por toda España. Hay otras empresas que patrocinan eventos, otras dan dinero… en fin como veis se puede colaborar de cualquier forma, todo es bienvenido siempre y cuando el fin sea lícito, no nos vale que una tabacalera patrocine un evento (y no tenemos nada en contra de ellas), pero entre otras cosas los estatutos no  nos lo permiten y se entienden los motivos, creo.

Mi interés ahora se centra en establecer contactos de todo tipo, así que si me lees y quieres colaborar conmigo o simplemente que nos conozcamos, que sepas que será un verdadero placer para mí.

Intentaré contar a través de este medio las colaboraciones y contactos que voy haciendo.

Un saludo a todos y gracias por leerme.

Trasplante Autólogo (parte 1)

Hace un año yo no sabia lo que era una aféresis, una quimio, un reservorio, un catéter de hitman, y otras muchas palabras “raras” que han sido mi rutina de los últimos tiempos. Hoy hace justo un año me levantaba con la resaca de mi primera quimio, como pasa el tiempo dios mío!!.

La sensación fue extraña, no puedo decir que fue mala, porque después de 11 meses de fuertes y desgarradores dolores de espalda y piernas me levantaba con apenas un leve dolor que me recorría la columna, y con una ligera sensación de resaca tras una noche intensa de juerga.

Si no sabía muy bien lo que era una sesión de quimio (con suerte para mí), mucho menos iba a saber lo que era un trasplante de médula; bueno y las palabras “autólogo” y ”alogenico” como que me sonaban a chino mandarín.

Voy a intentar en pocas y fáciles palabras lo que es un trasplante autologo (el que me han hecho a mi), su proceso y sobre todo la sensación que se me he quedado después de realizármelo.

Todo empezó hace unos 4 meses para ser más exactos el día 25 de Marzo en la consulta de mi hematólogo, en principio me iban a poner un tratamiento de “seguridad” cada 2 o 3 meses llamado “Rituximab” (un  anticuerpo monoclonal muy “conocido” entre los cancerosos), y cuál fue mi sorpresa que pase de verme sentado en un sillón ese día durante 3 o 4 horas enchufado al “Ritux” a unas palabras de mi médico que me decían “Vamos a ser un poco más agresivos contigo”.

“Que suerte”!!, le dije yo… me puedes explicar exactamente qué es eso de “un poco más agresivos??”. ¿Me vais a dar una paliza entre todos o cómo es eso?.

Tu linfoma como ya sabes es de “alto grado histológico” (esto significa que es un buen cabrón y va a por mí), y hemos considerado que con el Rituximab nos vamos a quedar cortos, para prevenir una posible recaída es mejor hacerte un trasplante autólogo de médula y así reducimos el porcentaje de recaída.

Los que me conocéis sabéis que no suelo cabrearme fácilmente pero que cuando se me va “el punto” puedo llegar a ser algo desagradable. En ese momento mi pregunta al hematólogo fue ¿“Estamos en el camino apropiado o estáis pegando tiros al aire”?,  No entiendo como pasamos de no hacerme nada o solo ese tratamiento de “seguridad” a hacerme un Auto trasplante.

Le cambió el rostro amable y simpático por uno mas frío y serio,  su respuesta fue clara y segura, “Tienes muchas posibilidades de recaída y tanto el equipo de patólogos como el de hematólogos hemos decidido que es la mejor opción”.

A mi me valió su respuesta, a pesar de que se suponía que iba al medico a “dar un paseo” y salí  con un nuevo reto que superar.

Mil preguntas me asaltaron, pero todas con respecto al proceso en si, no sabia muy bien que pasos tenia que dar a continuación, no sabia si eran muchas o pocas pruebas, que tiempo transcurriría desde ese día hasta el Auto, en fin, dudas y mas dudas. Como todo este tiempo desde que estoy enfermo, tienes mas “miedo” (por llamarlo de alguna forma) a las pruebas que te van a hacer  que a la enfermedad en si. Creo que lo que menos nos gusta (generalizo porque lo he hablado con más de una persona) es  el dolor de las pruebas que a todo lo demás.

Lo peor de todo es que los médicos tampoco me aclaran nunca que es lo que me van a hacer, te dicen mas o menos pero nunca te explican como son las pruebas y si duelen o no, jejeje.

El día 27 de Abril me citaron para hacerme una “aféresis”, 5 días antes me tenía que inyectar un medicamento que se llama Neupogen (muy conocido también por nosotros), para “estimular” la médula y que las células progenitoras (células madre) “salieran de su escondite”.

El proceso de la Aféresis no es para nada doloroso, únicamente puede molestar un poco cuando te ponen la vía periférica (en el brazo), por lo demás nada de nada. Eso si me pasé dos mañanas con los brazos en cruz pero de dolor nada. Necesitaban 2 millones de esas células y por suerte en esas dos mañanas las consiguieron.

Un par de semanas después me hicieron unas pruebas, todas “rutinarias”, un Pet-Tac, una  ecografía del corazón, una espirometría, una revisión dental, una biopsia de médula (la más divertida), y poco más…

Y el día 17 de mayo ingresé en el hospital para el famoso Auto trasplante o trasplante Autólogo, como más os guste.

Seguiré contando todo en los próximos días, sino esto se va a hacer muyyy aburrido.

Crisis

Desde agosto de 2007 que empecé a sentir en mis carnes la tan famosa crisis hasta hoy han pasado ya unos cuantos días…

Trabajaba yo en el sector inmobiliario y veíamos como cada día que pasaba las ventas disminuían a pasos agigantados, hasta el punto que en diciembre de ese mismo año se hizo un recorte de personal por un lado y de sueldos por otro.

En febrero de 2009 abandoné esa empresa y tuve la genial idea de hacerme autónomo.

Me iba bastante bien la verdad, ganaba lo suficiente para vivir bien y encima trabajaba “poco” si lo comparo con mi anterior etapa en la que las jornadas eran de 14 y 15 horas al día.

Pero claro, uno nunca cuenta con ponerse enfermo, ni nada por el estilo, y menos teniendo 33 años y una salud (aparentemente) de hierro…

Escribir este post es precisamente para que sepáis y os pongáis en la piel (si se puede) de que es lo que ocurre cuando pasas de ganar una media de 2500 a 3000 € al mes a ganar 400.

Os cuento una cosa, desde que ingresé en mayo de 2009 una cosa me ronda la cabeza, yo por suerte tengo familia, tengo personas a las que recurrir (como así está pasando) para que me echen una mano a la hora de poder llevar mejor el tema económico, pero yo me pregunto desde entonces, ¿sabéis la cantidad de padres de familia con hijos, que seguramente no tengan ni padres ni hermanos que puedan dejarles dinero y que se encuentren, por un lado enfermos de una terrible enfermedad y por otro sin dinero suficiente para poder dar de comer a sus hijos?.

Esta misma “inquietud” se la trasladé a mi doctora hace unos días, es más recuerdo perfectamente como se lo dije… “El cáncer como enfermedad lleva consigo mas “canceres” asociados y uno de ellos es el económico” , me miró fijamente y me dio la razón, no supo que más decirme.

¿¿Sabéis lo que tiene que ser estar muy enfermo, saber que entre unas cosas y otras todo el proceso puede durar mas de un año (con suerte) y ver como no puedes ingresar dinero en casa ni siquiera para que tus hijos puedan comer??. El menor de los problemas que tenga esa persona es el cáncer, estará deseando morirse si tiene un seguro de vida, porque la presión que tiene que soportar debe ser bestial.

Yo por suerte no tengo hijos,  mi situación es crítica desde hace unos meses, porque los ahorros que tenia se acabaron al año de estar de baja, pero como antes decía, tengo personas a las que puedo recurrir en caso de necesitarlo. En el peor de los casos siempre tengo a la que acudir en un momento dado, pero me pongo en la piel de ese padre de familia y sinceramente me da vértigo.

Lo peor de todo es que no estas así por “tu mala cabeza”, en ese caso te fastidias y acarreas con las consecuencias. Esta crisis llega de un día para otro y lo único que puedes hacer es sentarte a mirar como tu vida se va desmoronando.

Dejo claro que no escribo esto para contar mi situación personal, vuelvo a repetir que yo por suerte no vivo mal. Lógicamente cuento en primer lugar mi caso porque es lo que sufro día a día y es más fácil para mí contarlo y para algunos de los que me conocéis también es más sencillo que entendáis todo. Lo único que intento explicar desde aquí es que ninguno estamos a salvo de situaciones como esta, que te pueden llevar del éxito al fracaso sin tener culpa de nada, y que hay personas que lo están pasando terriblemente mal y no solo por su salud, y lo peor de todo es que no se hace nada por esas personas… y que os quede una cosa muy clara, los bancos te llaman y te amenazan igual si te retrasas un solo día en pagar una cuota de la hipoteca, les importa poco si estas con los efectos de la quimio o si aún no te han quitado las 60 grapas de la operación del día anterior.

Aun así sigo diciendo y pensando, “Pon un cáncer en tu vida y sabrás lo que es vivir”.

Otro día os contaré la cantidad de personas a las que despiden por contraer una enfermedad como esta, porque “haberlas hailas”.

Venueconnection

No quiero empezar hablando sobre quienes son y quien hay detrás de este grupo musical.

Voy a hablaros de las sensaciones que se tienen cuando uno está bajo los efectos de la quimioterapia y como las cosas que antes te gustaban pasas a “aborrecerlas” y como con pocas cosas sucede todo lo contrario.

Me encanta el café, su olor, su sabor, el momento de tomarme un café, yo solo en casa o con algún buen amigo o cliente, pero eso momento me encanta, y el sabor que me deja en la boca durante algún tiempo también me gusta mucho.

Por desgracia para mí (o por suerte) ese fue uno de los “efectos colaterales” de la bendita quimio, desde entonces el café, no puedo decir que no me gusta, pero he estado muuucho tiempo sin tomarlo, hasta hubo unos meses que lo aborrecí de tal forma que no tomaba nada de nada. Ya veis que cosas pasan, por lo menos a mi me ha pasado.

También todo lo contrario con algunas cosas, como por ejemplo la fotografía y los paseos en moto, antes de estar enfermo era algo “normal” y ahora se ha convertido en una “recarga de baterías” para mi muy importante en mi día a día.

Porque cuento esto, porque me pasa igual con algunos momentos, lugares, y (de ahí este “pensamiento”) con alguna música.

Conozco a Javier del Aguila (creador de Venueconnection) desde hace ya unos cuantos años, 18 o 19, es (como dice otro amigo mio, Yayo Delgado) el mejor amigo de uno de mis mejores amigos (Juan Diego). Cuando salíamos juntos por la noche, la gente pensaba que eramos hermanos, por lo visto tenemos (o teníamos) un  gran parecido físico. Sabia que Javi tocaba la guitarra, el no se acordará seguramente, pero recuerdo perfectamente una tarde en casa de sus padres como tocaba una canción de Joe Satriani o Steve Vai (que yo no los había escuchado en la vida) y me quedé impresionado.

El año pasado, cuando yo estaba “jodido”, por junio o julio, hablando con Juan Diego me comentó que Javi se había enterado de lo mio y que me enviaba un fuerte abrazo, a su vez Juan Diego me dijo que había creado un grupo de música (de Jazz/Funk/Soul) y que se llamaba Venueconnection.

Lógicamente lo primero que hice fue buscar su página en internet (http://www.venueconnection.com) y “joderrr”, siento decir tacos por estos sitios, pero eso es lo que sentí al escuchar su música. Me puso las pilas desde el primer momento que los escuché, no soy de escuchar este tipo de música, pero me gusta casi toda la música en general (menos Bustamante y cosas así, con todos mis respetos), pero os puedo asegurar que a mi hubo algo que me “cautivó” desde el primer momento que los escuché. Buen rollo, energía, positivismo, no se como llamarlo, pero Buffffff, me recarga de una manera bestial.  Lo paradójico del tema es que los escuché estando (como ya he dicho) bastante fastidiado, y a los pocos días empecé con la quimio, casi todo lo relacionado con esos días (mas bien meses), o no le tengo mucho cariño o simplemente ha pasado por mi lado “sin pena ni gloria”, en cambio esta música me sigue poniendo las pilas cada vez que la escucho.

No escribo esto para hacer “la pelota” a Javi (el que me conoce sabe que no soy nada pelotero, lo mismo te digo lo guapo que eres o me cago en tu pu.. madre sin temblarme el pulso), soy así de “listo”. Pero me gustaría que los escuchaseis y espero que os trasmita lo mismo que a mi. De verdad merece mucho la pena.

No quiero terminar sin hablar del otro 50% de los Venue, Fara Alvarez, la conocí personalmente hace un par de meses (aunque la vi tocando en directo en Febrero) y me pareció muy “buena gente”, eso si, no puedo decir mucho más porque una coca cola “da pá lo que da”, pero al igual que Javi se nota que tienen algo especial para crear esa música.

Espero sinceramente que puedan seguir muchos años componiendo y creando canciones, yo y unos cuantos más se lo agradeceremos eternamente.

Un fuerte abrazo a los dos.

Amiga

Según me comentaba ella, ha estado conmigo desde que nací, hace ahora 35 años. Pero por lo visto yo no me había dado cuenta de que estaba ahí.

Es una pena no haberte conocido antes le dije yo, y ella se sonreía y me decía, mira la todas las personas que conoces han oído hablar de mi alguna vez, pero algunos por falta de tiempo, otros por no querer conocerme y otros porque pasan de mirar, la cuestión es que pocas personas hablan conmigo.

Ahora os cuento cuando empece a hablar con ella, y seguramente a alguno os “suene” su carácter y adivinéis de quien se trata.

La vi el 8 de mayo de 2008 por primera vez, bueno eso no es del todo cierto, tengo que decir que desde que tengo uso de razón el alguna ocasión mis padres, u otras personas comentaban cosas de ella, que había estado en casa de “no se quien”, o en el trabajo de un vecino, y cosas así, pero yo nunca la había tenido cara a cara, y esto es como todo en esta vida, hasta que tu no tienes una u otra experiencia que “sufras” en tus carnes, por mas que otro te lo cuente es difícil ponerse en su piel y sentir lo vivido.

Bueno como os iba diciendo, la vi ese día de Mayo, mas o menos sobre las 8 de la tarde, estuvimos hablando durante una hora aproximadamente, y a partir de ahí tuve claro quien era, se lo dije, he oído hablar de ti, pero pensaba que no exsitias, que eras una invención de la gente para tener algo de lo que hablar.

Se echo a reír y me dijo “lo se Victor, lo se… me paso la vida escuchando estas cosas, y la pena es que hay personas que me conocen demasiado tarde”.

Desde entonces no quiero estar solo, necesito que ella me acompañe a todos los sitios a los que voy, incluso en casa, se ha convertido en una compañera de viaje perfecta. Eso si, y ya lo sabe ella porque se lo dije ese 8 de mayo, le dije amiga conmigo no te vas a aburrir pero lo vas a tener jodido para convencerme de hacer lo que tu quieras. Seguramente pasara mucho tiempo hasta que me convenzas y que hagamos lo que tu quieras.

Como la confianza da asco, y ella y yo nos pasamos el día juntos, al final le he perdido el respeto, y a pesar de que se que ella trabaja para otras personas, yo paso de ella y me río en su cara.

Creo que todos habéis oído alguna vez hablar de ella, incluso la habéis tenido en casa, se llama “muerte”, y siento deciros que existe. Lo único que tenéis que hacer es conocerla, mirarla a los ojos y perderle el respeto. Solo así seréis plenamente felices. O como diria un amigo, felices al 100%.

Voluntario de AEAL

¿Que es lo que hace que una persona decida hacerse voluntario de una u otra asociación?,

Es una pregunta genérica de la cual no tengo una respuesta muy clara, porque supongo que a cada uno le mueve algo distinto, seguramente con la misma finalidad, “ayudar a las personas”, pero como he conocido ya a varias personas que están dentro de organizaciones, hasta en eso tengo mis dudas.

Yo voy a contar los motivos que me hicieron a mi colaborar con una asociación en general y después, como ya algunos de vosotros sabéis con AEAL (Asociación de Afectados por Mieloma, Linfoma y Leucemias) en particular.

Desde los primeros días tras mi diagnostico, y después de comprobar “en mis carnes” por una lado la soledad a la que te enfrentas tras un diagnostico tan duro como es tener un cáncer, no sabes a quien preguntar, preguntas a los médicos y ellos te cuentan con sus palabras lo que tienes y lo que es posible que te ocurra, los posibles tratamientos… pero todo (lógicamente) desde su punto de vista y desde su cualificación. Tu “pillas” algunas de las cosas, atas cabos, empiezan a sonarte palabras, pero no tienes muy claro, ni el como, ni el donde ni el porque.

Me considero una persona “hábil” y a pesar de ser una materia que (por suerte) desconocía, entendí bastante de lo que me iban diciendo, supe el porqué de las biopsias, entendía parte de los resultados, etc…

Pero tuve claro, al ver a mi familia, que la mayoría de los que estaban conmigo, incluso con el medico delante y habiendo escuchado lo mismo que yo, no habían entendido nada de nada.

La suerte en mi caso es que el enfermo era yo, y sabiendo yo lo que me estaba pasando y lo que me iba a poder pasar era más que suficiente, de hecho, yo después “traducía” al resto de familiares y amigos todo lo que el médico había dicho, pero no era fácil, ni de entender, ni de explicar.

Ahí tomé la decisión de forma parte de un colectivo que hablara con pacientes como yo, para poder explicar con palabras “sencillas” todo el proceso por el que iban a pasar.

¿Porque AEAL?.

Mas sencillo aún, los “conocí” un día de quimioterapia, cuando leí un triptico que habían dejado en el mostrador donde se dispensan los tratamientos, y a priori me gustó poder leer algo relacionado con mi enfermedad, poca cosa es cierto, pero un triptico da para lo que da.  Pero era mucho más de lo que había leído hasta ahora, y ademas de una fuente fiable como era un hematólogo no recuerdo de que Hospital de Madrid.

Me puse en contacto con ellos a través del teléfono y en muy pocos días, recibí en mi casa de forma gratuita, muchas más información, por un lado un gran libro que hablaba un poco de todas las enfermedades relacionadas con “canceres” de la sangre y por otro un librito mas concretamente sobre mi enfermedad, un Linfoma.

Como soy desconfiado por naturaleza, yo quería ver caras, quería ver la organización en si, de momento lo que había “visto” me gustaba, porque con una simple llamada recibí en 2 dias una información para mi muy valiosa. Pero yo quería ver más… y un mes después de eso, en Noviembre de 2009, para ser más exactos, organizaban un congreso para pacientes durante un fin de semana en Madrid. Pensé ¡Esta es mi oportunidad!, ver a toda la directiva y sobre todo ver lo que han sido capaces de organizar siendo una organización digamos “pequeña”.

Me marché a Madrid con mi ultima dosis de quimio en el cuerpo 3 dias antes, pero aun así me fui.

El congreso era Sábado y Domingo, solo puedo decir una cosa “Impresionante”, desde el recibimiento, hasta las charlas, la organización, la comida, la calidad de los profesionales que daban las charlas y la facilidad con la que explicaban los procesos mas difíciles de entender, la calidad humana de los delegados del resto de Provincias, los Voluntarios… todo. Todo impecable.

Conocí a su presidenta (Begoña Barragán) y a su secretario (Belén Gutierrez) me parecieron de una calidad humana impresionante, me puse en contacto con la que era delegada en Murcia hasta esos momentos y tuve claro que desde entonces en Murcia teníamos que estar, había delegada, pero no presencia física ni conocimiento de la asociación por parte prácticamente de nadie.

Después entendí toda esa “humanidad”, eran todos enfermos, y que mejor forma de tratar y hablar a un enfermo que siendo enfermo.

Desde Diciembre de 2009 tenemos sede física en la Calle Ricardo Gil nº 26 1º piso oficina nº 3, empezamos a ser conocidos, en hospitales, pacientes, afectados en general, etc…

Desde Enero soy el Delegado en Murcia de AEAL, y de momento se van consiguiendo cosas, dinero donado por empresas para poder llevar a cabo actividades relacionadas con pacientes y afectados,  negociaciones con otras empresas para que contemos con ellos para financiar cualquier cosa que hagamos en la región, negociaciones con la Universidad de Murcia para por un lado poder usar sus instalaciones para cualquier fin que creamos apropiado,  aulas para cursos, piscina, instalaciones deportivas, y algo importante, estamos preparando seguramente para octubre unas jornadas en Murcia para afectados y pacientes donde intervendran profesionales del campo de la Hematologia, Oncologia y Psicología.

Estamos en marcha, todo es cuestión de tiempo y un poquito de esfuerzo. Si queréis conocernos no tenéis mas que ponerse en contacto conmigo. Me tenéis muy fácilmente localizado.

Abrazo a todos.