¿Vale todo?

Recuerdo como si lo estuviera viviendo ahora mismo todo lo que pasó por mi cabeza la tarde del 8 de Mayo de 2009.

Recuerdo perfectamente la cara del medico con una sonrisa de oreja a oreja al darme el diagnostico.

Los olores, las sensaciones, las caras de tu gente, las primeras palabras que escuchas después de saber que tienes Cáncer.

No creo que a  ningún enfermo se le olviden este tipo de cosas, al menos a mi no se me han olvidado.

Seis horas tardé en recomponerme de nuevo y darme cuenta de lo que me estaba pasando, de estructurar mi cabeza para afrontar lo que viniera, incluida la muerte.

Aún ahora sigo preparado para casi todo, y espero que no me flaquee el ánimo si vienen momentos más duros.

Una de las preguntas que me hacia a mi mismo y que me sigo haciendo todos los días es si he tenido una vida feliz, una vida plena, lo suficiente como para morir con 34 años y a pesar de la “putada” morir sabiendo que han sido pocos años pero muy intensos.

De eso os quiero hablar.

¿Vale todo con tal de encontrar tu felicidad?, ¿Vale  todo a sabiendas de que por el camino puedes dejar algún que otro “cadáver”?.

Mirad, yo no elegí tener un Cáncer, yo no he elegido tener que dejar de hacer deporte por culpa de un aplastamiento vertebral y de tener dos vértebras fracturadas.

No es culpa mía ver la vida de otra manera y ver como voy cambiando día a día y tener que parecer el de antes, para que las personas que está a tu lado no sufran tu “egoísmo”.  Porque a pesar de no querer, te vuelves egoísta.

De verdad no es culpa mía, sin quererlo piensas más en tu “felicidad diaria”, sin pararte mucho a pensar en lo que puede gustar más o menos a las personas que te rodean.

Es una lucha constante, primero para que te entiendan a ti, después para intentar ser lo más parecido a lo que eras antes de  tener un futuro incierto, y por otro lado te das cuenta de que tu egoísmo hace daño, y eso no es muy agradable os lo puedo asegurar.

Porque se que no solo yo lo estoy pasando mal, las personas que conviven conmigo también.

Pero claro, ellos no están enfermos y yo si.

Ahora os pregunto a vosotros, ¿Vale todo para ser feliz?.

Anuncios

11 pensamientos en “¿Vale todo?

  1. ¡Hola Victor!
    Hace ya un tiempo que te sigo y me encanta poder encontrarte entre mis amigos en la red. Me parece que eres muy valiente y aportas mucho compartiendo con todos las experiencias de tu vida y enfermedad. Sabes, yo muchas veces me pregunto ¿qué es la enfermedad? Me encanta tu frase: “Pon un cancer en tu vida, y sabrás lo que es vivir”
    Caí enferma con 19 años y estuve 3 años sin poder caminar. Tengo una de esas enfermedades llamadas “raras” (mi suerte no tiene parangón). Me hacían pruebas de todo tipo pero no sabían que me mantenía con dolor e inmovilizada.
    23 años después sólo creo en el agradecimiento. Todos estamos enfermos de una u otra forma. Por supuesto yo no tengo cáncer (que se sepa), pero siempre he vivido creyendo que mi enfermedad era mortal y me quedaba poco de vida. Sigo creyendo que así es y eso me ayuda a vivir todos los días plenamente.
    No creo que se sea más egoísta por estar enfermo. Creo que el egoísmo es la verdadera enfermedad y eso lo sufrimos todos en mayor o menor medida. Lo que pasa es que cuando te dicen que puedes morir te enfrentas a la verdad de tu egoísmo. Algo que siempre ha estado ahí y que la enfermedad puede hacer manifiesto.
    Tú estás enfermo de cáncer pero realmente nadie puede decir si morirás antes o después que cualquier otro. Es la realidad aplastante de que todos vamos a morir pero no sabemos cuando ni cuanto nos queda. En estos años he podido ver como personas mayores y con cáncer terminal se recuperaban milagrosamente y cómo jóvenes de 30 y pocos años morían inesperadamente en un accidente de automóvil. Nunca sabes…
    Cuando digo que vivo desde el agradecimiento y que mi suerte no tiene parangón es porque esa ha sido la forma que ha tenido la fortuna de tocar mi vida. Seguramente yo era una persona insufrible, insoportable y mega egoísta. La enfermedad te hace enfrentarte a ti mismo y conocerte. Los que, además tenemos la suerte, de tener una enfermedad que dicen que te puedes estar inventando o provocando tú mismo (llámale psicosomático porque no tienen ni idea de lo que es. Menos mal que lo tuyo ya tiene nombre y está en estudio…. porque si no te veo en la misma situación) tenemos la gran ventaja de tener que hacer un esfuerzo consciente y constante para no caer en la más angustiosa de las depresiones y acabar con tu vida de una vez por todas y de pensar que todo tiene que tener un motivo y una razón; y hacer de tu vida esa búsqueda del POR QUÉ?
    Yo, a eso, le llamo la GRAN FORTUNA. Porque gracias a todo lo que tenido que vivir y enfrentar hoy soy la persona que me gusta ser y sigo luchando cada día por convertirme en un ser mejor. Por hacer de todas y cada una de mis acciones un acto de servicio a los demás, por amar de manera total e incondicional a los demás, por conocer mi propósito en la vida de dar, servir y promover la paz y la prosperidad, por vivir cada uno de los momentos con plenitud y amor. Por eso desde este espacio, sólo puedo estar agradecida por mi enfermedad. Y creo que tú eres una de esas personas que pueden entender este tipo de agradecimiento.
    ¡Ojalá que todos pudieran vivir la bendición y la gran fortuna de experimentar una enfermedad transformadora del ser y la personalidad!
    No sé si toda la parrafada que he puesto tiene que ver con tu artículo. Para la próxima te mando un video…. !!!!
    Un “besico”

    • Karen muchas muchas gracias por todo lo que dices aqui. Tanto por lo que me repercute a mi como el compartir con los demás un poco de tu vida.
      Ayer hablaba con un amigo (Antonio S.) que realemente es una pena que tengas que pasar por una situacion asi en tu vida para darte cuenta de lo vulnerables que somos todos y lo facilmente que tu vida se puede acabar.
      Por eso digo una y otra vez la tan manida frase de “Pon un cancer en tu vida”, si pasar por esto ma hace vivir como lo hago ahora mismo la verdad se lo deseo a todos mis amigos y a la gente que me importa (espero se me entienda lo que quiero decir con esto, no me he vuelto loco aun).
      La lastima es que a pesar de intentar compartir mis experiencias con los demás para que vean la vida del “color” que yo (y tu) la veo es imposible que eso ocurra. Se pueden hacer una idea, hasta incluso por momentos ponerse mis “gafas”, pero solo por momentos.
      Por eso seguire escribiendo lo que crea pueda valer para que los demás vean la vida como yo la veo ahora, si consigo que uno, solo uno de los que me lean consiga llegar a este estado habrá merecido la pena, y si no “mala suerte”, jejeje.
      Tu hablas del cancer como si fuese algo terrible en comparación con tu “rara” enfermedad, pues yo lo veo al contrario. Esto que tengo yo con un poco de suerte se “cura”, se pasan unos meses o años duros (quimio, radio, operaciones, etc..) pero al final o te curas o te quedas en el intento, pero hay enfermedades cronicas que no se sabe muy bien el tratamiento, que no someten tu cuerpo a cantidades masivas de farmacos pero que pasas toda tu vida con trastornos que cualquier tipo, no se lo que es mejor o peor. Creo que todas las enfermedades de “larga duración” son igual de malas, todas.
      Karen he entendido perfectamente todo lo que has escrito y te doy las gracias de nuevo, espero que nos conozcamos algun dia. Un fuerte abrazo desde Murcia.

  2. Creo que utilizamos la palabra egoísta para definir esta situación porque es la que tenemos más a mano…lo que pasa es que después de pasar por una enfermedad como esta lo que buscamos es nuestra propia felicidad, y la anteponemos a todo y a todos, produciendo efectos colaterales no deseados…pero muchas veces inevitables…

    Sigue deleitándonos con tus comentarios!!!

    Un abrazo Víctor!!!

    • Gracias orobroy, dije hace ya algun tiempo que ves como vas cambiando tu forma de ser y de pensar y que no es nada facil para mi, tienes que interpretar un papel que no es el tuyo en algunos casos para no hacer daño a las personas que te rodean, pero estoy seguro que al final eso cansa (ya me esta pasando) y te vuelves “egosita” sin querer. Si lo comparo con gente que conozco soy relativamente “novato” en esto de ser enfermo, el tiempo me dara o quitara la razon. Un abrazo y gracias por lo que dices de “deleitarte”.

  3. Por supuesto que vale todo para ser feliz. Pero me explico. Dentro de este contexto sí……

    No creo que disfrutes haciendo sufrir o haciendo mal a tus seres queridos, por lo tanto, si algo que quieres hacer te disgusta porque disgustas a los demás, no vas a ser feliz…..

    Y por cierto, creo que eso de que te has vuelto, o de que esto “te vuelve egoísta” (hablando en general), no es del todo cierto.
    ¿Si tú lo fueras, dedicarías tanto tiempo en ayudar a los demás?

  4. el amor, lo dificil lo hace facil…
    la falta de amor, hace dificil (imposible) lo facil…

    hablando se entiende la gente… que gran mentira, un japonés y un ruso nunca se entenderan
    dialogando…

    Te quiero hagas lo que hagas, porque eres una persona unica.

  5. Esto lo tienes que enlazar con la gente que suma y la gente que resta, no?

    De todas formas, si haces mal a alguien y te sientes mal, eres feliz?

    Haz el bien y evita el mal.

    Estás inspirado, que te pille delante del ordenador y aprovecha…

    • No cabe duda de que nunca llueve a gusto de todos ,por lo tanto si uno esta conforme con lo que hace , no creo que debas pararte a pensar si a los demás les gusta o no . Como todo en esta vida es muy relativo, lo que para unos esta bien para otros no y viceversa , Así que porque no probar cosas nuevas o hacer cosas que nos apetezcan , y si a los demás no les gusta , pues mala suerte………………………………….. un abrazo

      • Un abrazo Fina, en eso estoy ahora, en la segunda fase segun me decian el otro dia… en hacer cosas que me apetecia desde hace años de momento pensando en no “fastidiar” a nadie, es posible que con el tiempo deje de pensar en los demas y a eso le llamaban la “tercera fase”.

    • VOL, Si haces mal y te sientes mal, logicamente es dificil ser feliz!!… Pero si buscas tu felicidad y por el camino haces daño a alguien, seguramente te importara poco. No se, ya te lo dire si me ocurre, o mejor dicho ya me lo notaras!!. Abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s